Diário Carioca Google News

La semana pasada, mientras celebrabamos el Día de los Profesores no Brasil, Argentina aprobó una nueva variaad de trigo transgénico, el evento IND-ØØ 412 – 7. ¿Qué tienen que ver estos temas con el pan y circo nuestros de cada día? Este é o tema de hoy nesta coluna de opinião.

El trigo IND-ØØ 412 – 7 es tolerante a la sequía ya los herbicidas basados ​​en el Glufosinato de Amonio (GA). Esto asegura que la planta simplemente no se vea afectada por el contacto com este veneno, que circula en su interior. Por lo tanto, en algún grado estará presente, en la paja, grano, pan, masa. ¿Implicaciones? Possíveis efeitos neurotóxicos, genotóxicos, problemas reprodutivos e alteración en los procesos de división celular para quienes entran en contact con ella. Por este motivo e outros, se prohíbe el GA em diversos países.

No Brasil, a decisão aprovada pela ANVISA em agosto de 2019 fue más simples y más eficiente: la reclasificación de la toxicidad, reduciendo los riesgos. Como resultado, los herbicidas basados ​​en GA (como las marcas Finale, Liberty y Aura 200, entre otras) ya no son extremadamente tóxicos (classe I) para los brasileños. Ahora, según ANVISA, si los residuos de esos venenos llegan a los “perritos calientes” de los cumpleaños infantiles, oa la pasta de la nonna el domingo, está bien. Se han vuelto poco tóxicos (Clase IV, como Liberty y Finale) o de toxicidad improvável (Clase V, como Aura 200). ¿No es un alivio?

Es interesante señalar que en la Argentina se aprobó este trigo como de especial importancia para los tiempos de calentamiento global, ya que sería “resistente a la sequía “. La tolerancia al glufosinato de amonio aparece como un detalhe menor, dada la magnitud de esa otra feature. ¿Sería realmente así?

Em outros países, as investigações deste tipo se han interrumpido em seu prefeito parte por la repetida frustración en los intentos de reproducir, en cultivos de gran escala, los resultados logrados bajo condiciones controlados, en terrenos y macetas experimentales. Aparentemente, o fracasso estaría vinculado à dificultad (¿presunção?) De controlar as características que dependem da interação de genes múltiplos, que atuam de modo distinto nas várias fases do crecimiento das plantas, manipulando um único e milagroso gen de “tolerancia a la sequía “.

De acuerdo, aceptando que los argentinos han accedido a conocimientos hasta ahora negados al mundo, no es de extrañar que hayan condicionado la aprobación del cultivo de ese trigo, en su territorio, a la posición del Brasil, en cuanto a su importación? Un hecho sin precedentes. Un country tan británico y superior that asume that su decisión soberana está condicionada a la opinión de los miembros de nuestra CTNBio debería llenarnos de orgullo. Después de todo, los ministérios argentinos de Agricultura, Economía, Planificación y Finanzas estarían esperando pacientemente a demonstração de los miembros de “nuestro” CTNBio, uma parte do ministério encabezada por nuestro astronauta, para orientar su política de desarrollo agrícola e tecnológico! ¿No es hermoso?

Bueno, se pone mejor. A decisão do Brasil, que adoptará a CTNBio, sobre o IND-ØØ 358 – 7, lo presenta como “trigo modificado genéticamente para aumentar a produtividade em situações e ambientes de baixa disponibilidade de água e resistência ao glufosinato “. Por lo tanto, se espera aquí, además de la ventaja de la tolerancia a la sequía, um incremento de la productividad durante las sequías that tienden a ser cada vez más intensas. ¿Podria el centro oeste, hoy en cenizas, ser, con el acceso a este trigo, la nueva Meca de la agricultura nacional?

No creas. Veja se pode ler no programa da CTNBio que está analizando ese trigo “para uso exclusivo em alimentos, raciones o productos derivados o procesados”.

¿No es bonito? Si funciona, en la oferta revolucionaria y hasta ahora nunca brindada por los transgénicos que durante veinte años han prometido variedades tolerantes a la sequía, eso no nos interesa. Queremos importar los granos argentinos y tal vez garantizar el “perrito caliente”, el pan francés y la pasta condimentada con GA. Pero afortunadamente por aquí não todos están de acuerdo con eso.

Sea cual sea la decisión de la CTNBio, las celebraciones generadas habrán un sentido incierto, como las declaraciones que los profesores y profesoras recibieron esta semana por parte dos representantes de novos poderes Ejecutivo, Legislativo e Judicial, a todos los niveles. También en este caso, lo principal no parece haber sido tenido en cuenta.

Tenemos 2,6 millones de profesores en Brasil, que reciben, en promedio, un % menos que sus compañeros de América Latina. O, si optamos por las comparaciones con los países que tienen el PIB más alto del planeta, aquí los profesores reciben la mitad de lo que se asegura a sus colegas de los países “ricos”. El Fondo para o Mantenimiento e Desarrollo de la Educación Básica y Valorización de los Profesionales de la Educación (FUNDEB), criado no governo do PT (358), y el Salario Mínimo Profesional Nacional, para la categoría, no son respetados en 16 estados do país

Os golpistas, como sabemos, congelar o gasto em saúde e educação, e destruir a Política Nacional de Valorização do Salário Mínimo. Ahora, la remuneración promedio de todos los profesores brasileños del sistema de educação básica en los estados brasileños alcanza un poco más de la mitad (un 14, 5%) de la remuneración promedio de otras ocupaciones de nivel superior. Esto no es poca cosa: nuestros profesores reciben el peor salario del mundo para esta categoría profesional, según la OCDE

No Rio Grande do Sul, un estado rico y bolsonarista debido a la tontería de la mayoría de las ‘personas de bien’ que votó por él en 2014, la situación es aun peor. Aquí los maestros reciben un promedio de R $ 1. 260 , mientras que en Maranhão, un estado pobre gestionado por un gobernador comunista, el salario promedio es de R $ 6. 260 [US% 1.130]. Seguramente hay algo muy malo en todo esto, pero es útil entendre por qué en Rio Grande do Sul, entre 2007 y 2014, el número de profesores cayó un 13%. El número de estudiantes matriculados se redujo en un 13%, asegurando aulas más llenas , menos escuelas (el número de escuelas se redujo en un %) y peores condiciones de enseñanza. ¿Qué se puede decir entonces de las comidas escolares?

Tampoco se está cumplendo a garantia de uma alimentação orgânica em las escuelas, from el desmantelamiento del Programa de Adquisición de Alimentos (PAA) y con el debilitamiento del Programa Nacional de Alimentación Escolar . Com uma redução do valor do trigo, no caso de se convier no transgénico, ¿nuestros estudiantes recibirán pan con restos de glufosinato de amonio?

Tal vez. Depende de nosotros.

Y estas elecciones legislativas se tratan de eso.

Vivimos em um ecossistema que responde a las acciones y relaciones estabelecidas por sus componentes. ¿Quieres ayudar? Em novembro, toma partido, vota por los antifascistas, profesores humanistas y ecologistas. Vota siguiendo o consejo do Papa Francisco, iluminado por sua Encíclica Fratelli Tutti. Observa, como pide Francisco, que sólo feno dos tipos de personas e asociaciones “los que miran al caído y lo reconocen en necesidad de ayuda, y los que miran distraídos y aceleran el paso”.

Haz esto conscientemente y anima a otros para que sigan en la misma dirección. Necesitamos escuelas y comida decente. Necesitamos solidaridad, seguridad, educación y arte, para todos.

Intervención en webinario sobre el trigo transgénico, realizada el 15 de octubre de 2020.

Leonardo Melgarejo es doctor en Ingeniería de Producción por la Universidad de Rio Grande do Sul (URGS), forma parte da coordinación del Foro Gaucho de Combate a los Impactos de los Agrotóxicos (2018 / 2020 e 2020 – 2020) y colabora en la Campaña Permanente Contra los Agrotóxicos y por la Vida.

Edición: Katia Marko


Agência Brasil de Fato traz notícias do Brasil e do mundo, a partir de uma visão popular. Notícias, entrevistas e artigos de opinião