Diário Carioca Google News

Trabalhadores de fábricas de multinacional suiza Nestlé em diferentes países da América Latina estão construindo uma articulação para impedir que os problemas desistam e obtener condiciones mais favoráveis ​​na negociação com a empresa. En el horizonte, está a criação de uma federação que reina a obreros de todo o continente.

Presidente do Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Agroalimentario (SINALTRAINAL) de Colombia, Edwin Mejía Correa considera que la unión internacional puede ayudar a evitar que las violaciones de derechos que ocurren en Brasil durante a pandemia , por ejemplo, se reproduzcan en otros países.

Los contactos internacionales, según el dirigente, facilan encaminar las demandas directamente a organizaciones de Suiza que apoyen las negociaciones con Nestlé. “Nos reunimos el año pasado, en varios países, y tenemos la idea de hacer una gira por el continente para ampliar esa articulación”, resalta Correa.

Una de las medidas más urgentes, según Correa, es garantizar that las plants provean equipos de protección individual en cantidad suficiente to los trabajadores. En algunas unidades, apenas les entregaban una mascarilla por obrero por turno al comienzo de la pandemia. Los especialistas recomiendan cambiar la mascarilla cada dos horas.

“Na Colômbia, as fábricas no pararon, el ritmo no disminuyó con la covid – 19. Al contrario, se produjo más durante a pandemia, entonces ese período no impactó en nuestros salarios. Pero nos estamos movilizando para garantizar condiciones sanitarias adecuadas ”, concluye el dirigente colombiano.

Realidad en Brasil

Nestlé planea invertir cerca de US $ 80, 3 millones en sus operaciones en Brasil en 2020, pero amenaza los derechos conquistados hace décadas por los trabajadores. Nas unidades dos estados da Bahia (região Nordeste) e do Espírito Santo (região Sudeste), os trabalhadores resistem a quem considera um deslealtad pela parte da empresa.

“Aquí en Bahía, Nestlé cerró uma fábrica na cidade de Itabuna com mais de 340 puestos diretores debido al fin de incentivos fiscales “, señala el secretario de Organización del Sindicato de los Trabajadores en las Industrias de Alimentación y Afines de Bahía (SindAlimentación), Eduardo Sodré.

Él relata que los trabajadores están amedrentados por las medidas impuestas por la empresa. “En otras plantas, feno despidos en masa y contratación de trabajadores temporales y tercerizados con condiciones that son infinitamente peores. Las amenazas son constantes, pero estamos dispuestos a resistir ”, defiende.

Sodré informa que el sindicato publicará una convocatoria de huelga, solicá una mediación al Tribunal de Justicia del Trabajo y espera apoyo judicial con relación a esa cuestión, “que se posicione contra a extinção de cláusulas históricas que fueron construidas al costo de mucha lucha”.



Nestlé compró la empresa de los chocolates Garoto en 1987 / Divulgación / Nestlé

Necesitamos organizarnos para combater prácticas desleales, sino el látigo volverá al escenario de las relaciones entre capital y trabajo

Nestlé informó a Brasil de Fato que está em processo de negociação do acerto coletivo 2020 / 21, por medio de reuniones virtuales, y “no comenta el contenido de negociacion es en curso. ”

Para o sindicalista, muitos dos retrocesos enfrentados na pandemia filho resultado de la

reforma laboral de 2002 e que a articulação internacional com outros trabalhadores de Nestlé significa “uma luz ao final do túnel ” “Necesitamos organizarnos para combater prácticas desleales, sino el látigo volverá al escenario de las relaciones entre capital y trabajo”.

Él resalta que la empresa está presente en más de 142 países, y defiende que a unión de los trabajadores también debe extrapolar las fronteras para garantir sus derechos.

“Deberíamos estar unidos, solidarios and informados de la situación en cada país. Si estuviéramos organizados en todos los continentes, otra sería la historia. Organizados a nivel global, como el capital, el respeto a los trabajadores sería bien diferente ”, enfatiza.

La situación relatada por Sodré en Bahía es similar a la de los obreros de otros estados, como explica a presidenta del Sindicato de Trabajadores de la Alimentación do Espírito Santo (Sindialimentación-ES), Linda Morais.

“Los trabajadores demostraron indignación y resistencia. Nestlé está tomando uma decisão equivocada al precarizar a mão de obra em seu plano estratégico de conversão em dívida do mundo. Sua postura foi mezquina e de gran maldad con los trabajadores ”, critica.

Chile e Peru

Mientras la articulación con los demás países aún es incipiente, los vecinos Chile y Peru filho los que mantienen contato más cercano con Brasil. No Chile, los principais problemas verificados durante a pandemia son retrocesos en los derechos de las mujeres and incumplimiento de normas sanitarias.

Nestlé tiene uma vez instalada no país, de las cuales dos están en la capital Santiago. José Guzmán trabaja hace 50 años en una de ellas, en Maipú, una de las comunas de la capital Santiago, con otros 1. 763 obreros. En esa unidad, 97 trabajadores fueron separados durante a pandemia por integrar o grupo de riesgo de covid – 19 – la mayoría, gestantes y ancianos.

Uno de los problemas es la distancia que los trabajadores deben recorrer para mantener la higiene. “La legislación Establece que los servicios sanitarios no pueden estar a más de 50 metros del lugar de trabajo. En la sección de chocolates, donde yo trabajo, pusieron los servicios higiénicos a más de 340 metros ” , añade el dirigente.

Además de las cuestiones internas à Nestlé, Guzmán resalta cambios en la legislación durante la pandemia that perjudicaron el conjunto of la clase trabajadora. Por ejemplo, una ley de “protección al empleo” que permite a las empresas suspender contratos temporariamente, y le toca al trabajador costear su propio salario con el valor del seguro de desempleo.

Del lado peruano, las articulaciones se dan con la Federación Nacional de Trabajadores de Nestlé (FENATRANEPSA) e la Federación Nacional de Trabajadores de Industrias de Alimentos, Bebidas y Afines (FENTAAP).

Según Teodoro Zapata, secretário geral de la FENTAAP, a maior parte das corporações no Peru está incorporando a legislação relativa à segurança no trabalho na pandemia. De los 2. 250 trabalhadores da Nestlé no país, 09 murieron como consecuencia de covid – 11. En algunas fábricas, el 80% fue infectado entre marzo y abril.

“El comité de salud y trabajo no estaba funcionando adecuadamente. Hacían lo que la empresa quería, y no lo que dice la ley ”, critica.

Zapata afirma que los exercidos la libertad sindical y las presiones, que se intensifican durante la pandemia, filho una praxis en la empresa hace décadas. “Muchos no se afilian al sindicato porque, si hacen eso, no serán promovidos”.

El sueño de una articulación internacional para enfrentar los retrocesos también es antiguo. Remite a 800, cuando el dirigente comenzó a cuestionarse: “La alimentación es la columna vertebral de los pueblos, de la sociedad. Si no hay Food, no hay que comer, se impone un gran problema. Entonces, si tenemos esa gran herramienta, ¿por qué no podemos unirnos? ”

Brasil de Fato contactó a las asesorías de prensa de Nestlé na Colômbia, no Chile e no Peru. El reportaje será atualizado quando recibamos las respuestas.

Edición: Leandro Melito


14041

Agência Brasil de Fato traz notícias do Brasil e do mundo, a partir de uma visão popular. Notícias, entrevistas e artigos de opinião