Diário Carioca Google News

Demoró cinco meses, pero el gobierno finalmente divulgó las primeras cifras de empleo y desempleo en el país en 2020. Alegando falta de información y cambios en el sistema, el equipo económico no había divulgado ningún dato hasta ahora y los primeros números que se publican muestran una situación alarmante.

Gobierno está perdido y medidas van a causar pandemia social, evalúa economista

Según el Catastro General de Empleados y Desempleados (CAGED), Brasil perdió 860.503 empleos formales, con beneficios, entre enero y abril. El número de admisiones del último mes está por debajo del número de despidos. Fueron 598.596 contra 1.459.099. Frente a abril del año pasado, el índice de despidos es 17,2% más alto y el de admisiones 56,5% inferior.

Brasil terminó el primer trimestre de este año con aumento en los índices de desempleo

Los resultados indican que el aumento en el desempleo comenzó antes de la llegada de la pandemia de coronavirus, a pesar de las sucesivas afirmaciones de Jair Bolsonaro (sin partido) de que el aislamiento social para contener la enfermedad iniciaría un deterioro en el mercado de trabajo. Desde la tramitación de la reforma laboral, que rige desde 2017, los especialistas venían alertando sobre el debilitamiento de la protección al trabajador.

Las críticas se intensifican con las nuevas flexibilizaciones, propuestas para enfrentar la crisis causada por el virus. La Medida Provisional 936 suspende contratos, reduce jornadas y salarios, entre otras definiciones.  El economista Marcelo Manzano, de la Fundación Perseu Abramo, afirma que los datos del CAGED presentan un cuadro de deterioro grave.

Entienda punto por punto la Medida Provisional de Bolsonaro que suspende y reduce salarios

Manzano recuerda también que la Encuesta Nacional por Muestra de Hogares (PNAD por su sigla en portugués) reveló un aumento de más de 3,7 millones de trabajadores informales entre febrero y abril. En palabras del economista, la desestructuración del mercado de trabajo es profunda. 

“¿Qué nos revela eso? Primero, que la reforma laboral de 2017 – que fue, de manera oportunista, realizada bajo la bandera de que flexibilizando las reglas de trabajo y reduciendo los costos laborales tendríamos mayor volumen de empleo en el país – fracasó completamente. No sólo no generó empleo, sino que,  en una situación de crisis como la de hoy, es mucho más fácil despedir, mucho más difícil garantizar condiciones de seguridad y de estabilidad en el trabajo, tan necesarias para las familias trabajadoras.”

Coronavirus: medidas de Guedes para crisis perjudican trabajadores, dice sindicato

“La culpa es del virus”

El análisis es que sin ese debilitamiento y si Brasil estuviera viniendo de un momento positivo en la economía, podría haber más recursos y organización para enfrentar la crisis pandémica. La economía estaría más fuerte para que fueran colocadas en práctica medidas de protección al trabajo. Pero, en el discurso del gobierno, el deterioro económico en general está directamente ligada al coronavirus. 

Recuerde: Trabajadora doméstica es la primera víctima del coronavirus en el estado de Rio

Paulo Guedes y su equipo se resisten a adoptar medidas de intervención sobre el mercado de trabajo y la economía.

Hace cerca de dos meses, el ministro de Economía, Paulo Guedes, afirmaba que el país estaba en pleno vuelo cuando la enfermedad llegó a Brasil. Este viernes, después de la divulgación de los resultados del Producto Interno Bruto, el retrocedió. Dijo que va a pedir nuevos análisis para observar si Brasil ya estaba en lo que llamó un “estado medio anémico”.

Con caída de 1,5% del PIB en el primer trimestre, Brasil está cerca de una nueva recesión

Marcelo Manzano afirma que la inacción y la omisión del gobierno Bolsonaro y del equipo de Paulo Guedes son factores decisivos en el cuadro actual.

“Este gobierno no actuó como se requería, como otros gobiernos alrededor del mundo están haciendo. Gobiernos, inclusive, alineados ideológicamente al de Bolsonaro. Como el caso de Boris Johnson, en Inglaterra, que adoptó medidas de sustentación de todos los empleos del país, con el gobierno asumiendo 80% de los salarios de los trabajadores. Medidas semejantes ocurrieron en España, en Francia, en Argentina. Aquí, entretanto, Paulo Guedes y su equipo se resisten a adoptar medidas de intervención sobre el mercado de trabajo y la economía. Resisten debido a su apego a la tesis del equilibrio fiscal y a la dificultad de creer que el gobierno es capaz de realizar gastos públicos en un momento como este.” 

Más que pandemia, caída del PIB refleja política económica federal, afirma economista

Los datos del CAGED además muestran que São Paulo, Minas Gerais y Rio de Janeiro registraron los mayores números de eliminación de puestos de trabajo. El único sector que tuvo saldo positivo entre contrataciones y despidos fue el de la agricultura. Construcción civil, comercio, servicios e industria, presentaron resultados negativos. Brasil tiene hoy casi 13 millones de desempleados y cerca de 6,5 millones de subocupados

Edición: Rodrigo Chagas


Mais Noticias

Equipe de jornalistas e colaboradores do jornal Diário Carioca. Profissionais de comunicação que trazem as informações mais importantes do Brasil e do Mundo